Mi ruta por Madrid

Ya estamos a viernes, ya sabemos que el fin de semana ya está aquí, hay que planear cosas o simplemente quedarnos en casa, lo que más nos apetezca.

Llevo varios findes en los que hago un post de lo que se está “cociendo” en Madrid, pero hoy voy hacer algo distinto. El pasado sábado mi chico y yo salimos con unos amigos, hicimos ruta de sitios donde nos gusta ir y sitios nuevos (que por cierto, está claro que nos hemos estancado porque que de cosas nuevas hay en Madrid jajaja), y al comentárselo otra amiga me dijo “hazme una lista”. Bueno, fuimos a bastantes sitios, pero mi cabeza es muy mala y solo recuerdo unos pocos, aun así voy a rememorar la rutilla por el centro de Madrid donde pasar un sábado o un domingo tranquilamente comiendo y bebiendo ¿os parece?

Nosotros quedamos para comer, quedamos en el barrio de Las Letras para comer arroz en uno de nuestros lugares preferidos, la Taberna Maceiras. En realidad hay tres tabernas seguidas, dos pegadas local con local (calle Huertas 64 y 66, aunque el del numero 64 en realidad se llama Belesar y aquí encontramos carnes) y la tercera en la siguiente calle que cruza (Calle Jesus 7, la original con más de 20 años). Esta taberna gallega tiene un encanto sin igual, su decoración nada ortodoxa, ya que parece sacada de una taberna típica de pueblo, de las de antes, una carta escrita en un trozo de madera con letra manuscrita de colores y dibujitos. Su especialidad es el arroz, pero no solo eso, claro… Se puede disfrutar de toda la gastronomía gallega y si se desea queimada se prepara en el momento con un buen espectáculo (como nos podemos atontar tanto con el fuego jajajaja) Y otra de sus especialidades; el vino.

carta-vinos

dav

photo0jpg

Después de comer a sentarnos en una terracita para el café, y como estábamos cerca nos sentamos en la terraza del Café Central a disfrutar de un rico café, de una buena charla (en este caso política) y de ver pasar a los transeunte. Y, quien no sepa donde está, está en la Plaza del Ángel, entre plaza de Santa Ana y Jacinto Benavente, pero vamos es archiconocido. No es simplemente un café, también un restaurante y se puede disfrutar en vivo de conciertos. Es otros de mis lugares preferidos de Madrid (hay tantos jajaja)

restaurante15

Como no todo es comer y beber, en Madrid y más por el centro, se puede disfrutar de muchas cosas, por ejemplo en el Círculo de Bellas Artes (Calle Alcalá 42) podemos visitar cualquier exposición, ahora mismo la de “Federico Fellini. Sueño y diseño” (ya os hablaba la semana pasada de ello aquí) o la exposición “Albert Kahn” e incluso subir a su azotea (nosotros no lo hicimos pero es una gran opción). O bien, como hicimos nosotros que fuimos a ver la exposición de “Norman Foster, Futuros comunes” a Espacio Fundación Telefónica en la calle Fuencarral que estará hasta el mes de febrero. Y como ya nos encontrábamos en Fuencarral, luego a ver tiendas jejejeje.

Cansados ya de andar y, aunque no tanto, de ver arte, llega el momento de hacer una parada y tomar fuerzas, el sitio donde estuvimos, aunque he pasado varias veces por la puerta, nunca había entrado, es “La tita Rivera” ya en Chueca, concretamente en la Calle Pérez Galdos. El local me gustó muchísimo, pero muchísimo más su terraza. Los chicos se pidieron la cerveza de la casa y quedaron encantados, pero las chicas decidimos probar unas de sus “latitas” de sidra realmente deliciosas. Estaba llenísimo el local, pero aun así pudimos disfrutar de un rinconcito de la terraza llena de plantas y luces. Este fue el primer descubrimiento de la noche 😛

blogger-image-746442809 la-tita-rivera

Por Chueca, por Malasaña, caminar, ver sitios con encanto, pasar a galerías de arte, disfrutar de las tiendas del barrio con sus diseños y su originalidad… Es un buen plan para un sábado tarde. Pero al llegar la noche quizá te apetezca picar algo, o comer algo más ligero y este fue el segundo descubrimiento del día, los pan Bao, esos panes asiáticos, que sinceramente si había oído hablar de ellos ni recordaba (mi hijo de 15 años parece ser que está harto de comerlos), pero que al probarlos me han encantado jajaja. Hay varios pequeños locales por estos dos barrios que he comentado antes, así que cualquiera vale para una cena sin excesos y saciante. Y ya listos para seguir la noche…

image

Y ya terminamos con las copas y cócteles propios de la noche. Había oído hablar a mi amigo, con el que estaba, de este local y sabía donde estaba, pero tampoco nunca había entrado, y este fue el tercer y último descubrimiento de la noche, el Macera TallerBar en la calle San Mateo. Con sus propias bebidas maceradas disfrutamos de los cubatas y cócteles propios de la casa, en un local con un diseño muy industrial que “me flipa” Barra_Macera_SN-900x600 macera1def

La verdad que fue un sábado intenso (ya por la mañana estuve en un evento de moda) y todo el día por Madrid agota, pero hay que decir, que salir así de vez en cuando está genial. Ea, este post, aunque se lo dedico a mi amiga Laura, va para todo aquel que quiera disfrutar de un día por Madrid, seguramente mucho ya conocéis estos lugares, otros, al no ser de aquí, quizá no, pero apuntadlo. Y por cierto… MANDADME PROPUESTAS, si tenéis o conocéis algún local, bar, cafetería o galeria o tienda, decidme… que yo encantada de seguir conociendo jejeje. FELIZ FIN DE SEMANA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

..vikilu.de.. Nun sind diese Damen und Herren an dem Porträt kamagra shop deutschland gutschein aussehen, sagte Pfere weiter Coic, nachdem sie eine Weile arbeitete der zur website dritte Tag. Wenn cialis 20 mg filmtabl Mademoiselle dort bleiben, wo sie sie die Kopie vergleichen können Es war ein häßlicher, flach, ziegelroten Sache http://www.vikilu.de/vikilu/pflanzliche-viagra.html wurden die Unternehmen inspizieren http://www.vikilu.de/vikilu/viagra-bestellung-apotheke.html eingeladen.